10 oct. 2007

Células madre adultas obtenidas de liposucciones para tratar enfermedades autoinmunes.

Un grupo de investigadores del Instituto de Parasitología y Biomedicina “López Neyra” del CSIC dirigido por Mario Delgado Mora han centrado su estudio en el desarrollo de nuevos productos terapéuticos (medicamentos de terapia celular somática) para el tratamiento de enfermedades inflamatorias, basados en células madre obtenidas de tejidos humanos adultos, concretamente en las células madre de tejido graso (CMDA).
El objetivo de este proyecto es investigar el potencial efecto terapéutico de CMDA en varios modelos de enfermedades inflamatorias y autoinmunes cardiovasculares, basado en su efecto de reparación celular y anti-inflamatorio de las mismas, y con una cierta capacidad de restablecimiento de tolerancia inmunológica, ya que participan en esta regulación de la tolerancia inmunológica.

Estos investigadores obtienen las CMDA a partir de la grasa obtenida de las liposucciones (lipoaspirados). Los estudios publicados hasta la fecha demuestran que las CMDA son similares en su capacidad de expansión y diferenciación a las previamente descritas células madre de médula ósea (MSC). Sin embargo, las CMDA presentan una serie de ventajas muy importantes en comparación con las MSC de médula ósea, ya que el material biológico de partida (lipoaspirados) se obtiene mediante un procedimiento más sencillo, seguro e indoloro que la médula ósea (punción medular); se pueden obtener mucha más cantidad de lipoaspirado que de médula ósea; las CMDA son unas 500 veces más abundantes en los lipoaspirados que las MSC en la médula ósea; y al contrario que el tejido adiposo subcutáneo, la médula ósea es el origen de múltiples tipos de tumores humanos malignos. Estos investigadores han demostrado que las CMDA no originan ningún tumor cuando se utilizan en los ensayos con animales, por lo que se espera que no generen tumores en los humanos. Por todo esto, estas células se convierten en óptimos candidatos para el desarrollo de medicamentos de terapia celular humana.

Fuente: Andalucia Investiga, Comunicado 01

No hay comentarios: